La mujer encontró una tarjeta de débito en las calles de Londres y transmitió en vivo a través de Instagram cómo gastó todo el dinero que tenía, un total de 30 libras esterlinas (unos 41 dólares).

Primero compró una botella de agua en un supermercado y después se fue a comer al McDonald's. También invitó a comer a una persona que vive en la calle.

Después fue a un local de ropa y se compró unos pantalones deportivos. El resto lo usó para cargar su tarjeta de transporte urbano.

"Esta mañana encontré una tarjeta en la calle y gasté todo lo que había en ella; o sea que vayan con cuidado y no pierdan sus tarjetas. Yo ya les he advertido", dice la mujer en el video, en el cual no muestra su cara en ningún momento.