Los hermanos Matt y Mike Schlepp gastaron más de 20.200 dólares con un solo objetivo: parecerse a Brad Pitt. La locura de los gemelos oriundos de Arizona, Estados Unidos, comenzó cuando tenían 21 años y admiraban la fi gura de la estrella de Hollywood. Entonces, comenzaron las cirugías.

Mike se operó la nariz, se hizo implantes en las mejillas, cambió su mandíbula y la barbilla; mientras que Matt sumó una rinoplastia y un implante de mentón, todo eso gracias al programa de televisión “I want a famous face” (Quiero la cara de un famoso). “Tuve un cambio tan dramático que las novias a las que no había visto por un tiempo no podían creerlo. Si eso no te hace sentir bien, entonces ¿qué?”, reflexionó Matt, quien agregó que la transformación “valió la pena” y que lo ayudó “a tener más chicas”.

Por su parte, Mike dijo que “nunca” estuvo “tan contento como ahora”.Me siento en la cima del mundo”, concluyó.