A un mes del comienzo del conflicto en Ucrania, el Ministerio de Defensa de Rusia informó que varios misiles de crucero Kalibr destruyeron cerca de la ciudad de Kiev un importante centro de distribución de combustible que suministraba insumos al ejército ucraniano.

"En la noche del 24 de marzo se lanzó un ataque con misiles de crucero navales Kalibr de alta precisión que destruyó un centro de combustible en la localidad de Kalinovka, en las inmediaciones de Kiev, la mayor base que quedaba a disposición del ejército ucraniano y que suministraba material a las unidades militares en la parte central del país", declaró el portavoz de Defensa, general mayor Ígor Konashenkov, citado por la agencia de noticias rusa Sputnik.

 

Konashenkov también informó que las fuerzas rusas habían destruido equipamiento militar ucraniano, entre otros tres sistemas de defensa antiaérea y cuatro drones.

Sin embargo, no fue posible verificar estas informaciones de manera independiente, reportó la agencia de noticias AFP, que también dio cuenta de las declaraciones del portavoz de defensa ruso.

Guerra Rusia-Ucrania: un mes de lucha

Cabe destacar, que el 24 de febrero pasado Rusia lanzó una ofensiva militar en Ucrania bajo la justificación de que el Gobierno de Kiev venía cometiendo crímenes contra los habitantes de dos provincias rusoparlantes en la región del Donbass a las que, previamente, Moscú había reconocido como Estados independientes.

El reclamo del Kremlin incluye la violación por parte de Ucrania de los Acuerdos de Paz de Minsk, de 2014 y 2015, que obligaban a Kiev a darle a esas dos ciudades -Lugansk y Donetsk, que en sendos referendos votaron por separarse de Ucrania- autonomía y posibilidades de elegir sus propias autoridades regionales.

Igor Konashenkov confirmó la destrucción de varios objetivos (Archivo).

Ucrania, en cambio, afirma que con la operación militar Rusia pretende arrasar con la cultura y la historia ucraniana, y derrocar al presidente Volodomir Zelenski para promover que llegue al poder un dirigente cercano a Moscú.

Al comentar los resultados de operaciones bélicas en la jornada del jueves, Konashenkov mencionó que la aviación rusa destruyó 51 objetivos militares en Ucrania, entre ellos dos puestos de mando, tres lanzacohetes múltiples, dos sistemas de misiles antiaéreros Buk М-1, tres obuses D-30, dos depósitos de municiones, siete carros de combate, cinco vehículos de infantería y tres transportes blindados.

Los sistemas rusos de defensa aérea, añadió el portavoz, derribaron cuatro drones ucranianos.

 

Ver comentarios