Ignacio Páez, tío biológico de la pequeña, declaró durante esta mañana que estuvo durante meses pidiendo su custodia, ya que "sabía que él (Andrés Espinoza) no era un hombre competente para cuidarla".

Páez, además, aseguró que Espinoza "era un hombre violento, y tengo testigos, tengo pruebas. Era violento con su mujer, alzaba la voz". Además, indicó que la situación de Ámbar y su hermana no era buena, asegurando que "las niñas iban al jardín con moretones".

El hombre también cuenta que no le dieron la custodia pese a que reunía todas las condiciones necesarias para cuidar a la pequeña. En cuanto a eso, acusa que "a mí no me la dieron por discriminación. La había solicitado pero no me dieron la custodia por ser homosexual. Este país va mal", declaro para el sitio ahoranoticias.cl.

Por último, el tío biológico contó que luchará por la custodia de la hermana mayor de Ámbar y aprovechó de hacer un llamado a que la gente se movilice: "Alcen la voz para que esto no ocurra más en nuestro país, que niños de un año, de dos años no sigan siendo abusado por estas mentes enfermas. Quiero pedir al Gobierno que modifique las leyes, que ponga mano dura, que no sigan ocurriendo hechos macabros. Anteriormente fue Sophia, fue la abuela que mató a su nieto, ahora fue mi sobrina"