Esmeralda González de 24 años, influencer y actriz porno, fue reportada como desaparecida el 31 de mayo de 2019. Su familia comenzó a buscarla a la par que las autoridades. Abrieron una página de Facebook para subir fotos de ella y hacer más fácil su reconocimiento, además de poder postear cualquier información referente sobre su paradero.

El pasado 8 de octubre de 2019, las policía halló el cuerpo de una joven con las mismas características que Esmeralda en el desierto de Las Vegas. El cadáver se encontraba en estado de descomposición y dentro de un caja de madera de hormigón, por lo que las autoridades aún se encuentran examinando el ADN para confirmar que sea ella.

Por el momento, detuvieron a tres sospechosos. El principal imputado es Christopher Prestipino, de 45 años, quien era vecino de Esmeralda y vivía a escasos 150 metros del domicilio de la joven. Después de ejecutar el crimen, el hombre escapó a Belice, pero cuando volvió a Las Vegas, la Policía lo detuvo. Está acusado de secuestro y asesinato premeditado.

La segunda sospechosa es Lisa Mort, de 31 años y novia de Prestipino. Está acusada por haber ayudado o escondido a un delincuente. La última en ser detenida fue Cassandra Bascones, aunque ella declaró que no tiene ninguna relación con el caso.

La Fiscalía cree que Prestipino mantuvo secuestrada a la influencer durante “un período prolongado de tiempo”. Asimismo, se declaró que la drogó con metanfetaminas para después dejarla atada a la pata de una cama. Cuando Esmeralda despertó, comenzó a amenazar con llamar a la policía por haberla drogado, a lo que Christopher procedió a desatarla. Posteriormente, la golpeó en la cara y la estranguló, pero para su sorpresa, la acriz despertó y el presunto asesino le habría inyectado un químico que se usa para limpiar piscinas, causándole la muerte definitivamente. Se cree que Prestipino ocultó el cadáver varios días en su casa.

En la declaración que algunos vecinos dieron, Esmeralda había sido visto unos días antes caminando por la calle, en tacones altos y usando únicamente lencería. También se le vio tratando de entrar a una casa en la cuadra 9000 de West Torino Avenue, de Las Vegas, a lo que los vecinos salieron a decirle que “estaba equivocada”, que ese no era su domicilio. Los vecinos aseguran que la joven se veía “desorientada y rara”.

Después, la influencer siguió su camino y giró hacia el oeste por la avenida Torino hacia Market Height Street, lo que la llevó a la calle de Prestipino en 9501 Iron Cactus Ave, de acuerdo a los documentos oficiales manejados por la Fiscalía.

La familia de González aseguró que ella no consumía drogas, pero que padecía de esquizofrenia y trastorno bipolar, por lo que a veces tenía ataques o episodios y que necesitaba un cuidado constante.

De acuerdo a los registros de la policía, este es el tercer caso de feminicidio que sale a la luz en Estados Unidos durante este año.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos