Milagro en Nueva York. Después de 42 años de búsqueda, fue hallada una mujer que estuvo desaparecida todo ese tiempo. Se trata de Flora Stevens, quien fue hallada en un hospital de manera casual, ya que quien la encontró es un detective que trabajaba en la búsqueda de otra persona.

La última vez que se la vio había sido en agosto de 1975, cuando su esposo la dejó en un hospital, para un control médico. En ese entonces tenía 36 años. En ese momento comenzó la investigación y la policía analizó el caso varias veces, pero los indicios que manejaba no la llevaron a ningún resultado concreto.

Sin embargo, en septiembre pasado, un detective del condado de Sullivan, en Nueva York, que investigaba otro caso, descubrió que había una persona en una residencia para ancianos y discapacitados en Massachusetts, que usaba el número de seguro social de Stevens.

Al llegar hasta el lugar, confirmaron que se trataba de la mujer desaparecida, quien, ahora, usa el nombre de Harris. Al parecer, estuvo en esa institución desde 2001 y no tiene familiares con vida.