Los restos del avión de la compañía Aseman Airlines desaparecido el domingo con 66 personas a bordo fueron encontrados en el monte Dena, una zona montañosa del centro de Irán.

El anuncio del hallazgo lo hizo el portavoz del cuerpo de elite iraní Guardianes de la Revolución, el general de brigada Ramezan Sharif, quien informó, según consigno EFE, que los helicópteros de la fuerza detectaron el aparato en las alturas del monte Dena.

Por su parte, el departamento de Rescate de la Media Luna Roja iraní también confirmó que los restos del avión, un ATR-72, fueron hallados en esa zona, justamente en la cima Noghol, perteneciente a la provincia de Kohguiluye Boyer Ahmad.

Además, el organismo indicó que cuatro helicópteros fueron enviados al lugar del accidente para recuperar los cuerpos de los pasajeros y tripulantes que viajaban en el aparato.

El avión bimotor de la compañía Aseman Airlines desapareció del radar 50 minutos después de despegar -a las 08.00 (01.30, hora en Argentina) del domingo- del aeropuerto Mehrabad de Teherán con destino a la ciudad de Yasuy, en el sudoeste de Irán.

Aún se desconocen las causas del accidente y el lunes se esperaba la llegada a Teherán de una delegación francesa del fabricante de aviones ATR para investigar junto con expertos iraníes lo sucedido.

Aseman Airlines confirmó la muerte de los 66 ocupantes, 60 pasajeros y seis tripulantes. Sin embargo, más tarde la agencia IRNA informó que uno de los pasajeros canceló su vuelo a último momento, por lo que no viajaba en el aparato. Se desconoce si otra persona ocupó su lugar o si el asiento iba vacío, aclaró la agencia estatal iraní.

Las 66 personas a bordo del avión fueron dadas por fallecidas el mismo domingo aunque los restos del aparato no fueron encontrados hasta este martes debido a las malas condiciones meteorológicas.

Fuente: Télam