Al menos 73 personas perdieron la vida el jueves a causa del hundimiento del bote en el que viajaban frente a la costa de Siria, indicó hoy viernes el Ministerio de Salud de Siria.

Otras veinte personas han sido rescatadas y enviadas al hospital Al Basel, en la ciudad costera siria de Tartous, para que reciban atención médica, debido a que la embarcación se hundió en aguas sirias, señaló el ministro de Salud, Hassan al Ghabbash, en un comunicado.

El bote zarpó de Líbano el martes con migrantes ilegales de varias nacionalidades a bordo hacia "destinos desconocidos", dijo previamente el director general de Puertos Marítimos de Siria, Samer Kobrosly, quien citó testimonios de los supervivientes.

Entre las recientes víctimas están 31 cuerpos hallados hoy durante la actual misión de búsqueda y rescate realizada por las autoridades sirias, añadió Kobrosly.

El jefe del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdul-Rahman, citó a fuentes que dijeron hoy que el bote transportaba entre 100 y 150 personas, e indicó que la capacidad original de la embarcación era de apenas 30 personas.

En el bote viajaban libaneses, sirios y de otras nacionalidades no identificadas, reveló el jueves el grupo de observadores con sede en Reino Unido, y añadió que el destino inicial de los migrantes era Chipre.

De acuerdo con el ministro de Obras Públicas y Transporte de Líbano, Ali Hamieh, de los 20 migrantes rescatados cinco son libaneses, 12 sirios y tres palestinos.

Hamieh dijo en un comunicado que la Cruz Roja libanesa se está coordinando con la Media Luna Roja siria para el traslado de algunos cuerpos de las víctimas a su país.

Fuente Xinhua

Ver comentarios