Unos 1.400 vehículos resultaron destruidos por un enorme incendio en un estacionamiento de varias plantas en la ciudad de Liverpool, en el Reino Unido.

El fuego también amenazó a los caballos que estaban alojados en el garaje antes de participar en el Salón Internacional del Caballo de Liverpool. Los animales fueron trasladados a un lugar seguro, mientras que el popular espectáculo equino fue cancelado por el incendio, que quedó controlado a primera hora de este lunes.

Los restos carbonizados de vehículos en ruinas eran visibles en los siete pisos del estacionamiento.

Por otra parte, los funcionarios locales establecieron un refugio de emergencia para ayudar a las muchas personas que no pudieron llegar a sus casas porque sus autos resultaron quemados.

Los bomberos dijeron que dos perros fueron rescatados de vehículos estacionados en la estructura. Se cree que eran los únicos animales dentro de los coches en ese momento.