Después de un año de proceso, el magistrado del Segundo Tribunal Colegiado de la ciudad mexicana de Veracruz, dejó en libertad a Jorge Francisco Pereda Ceballos por medio de una resolución donde se afirma que no se acreditó el delito de violación en contra de Karla porque "no estaba lo suficientemente alcoholizada para resistirse a un acto sexual".

Karla había acudido junto a sus amigas a Boca del Río, Veracruz, donde conocieron a un grupo de chicos, uno de ellos Jorge Francisco Pereda Ceballos, quien invitó a todos a una fiesta en su casa.

Un vez en el lugar, el joven le ofreció varias copas pero empezó a sentirse desorientada y confundida. Él la llevó a un cuarto de baño, y no recuerda lo que sucedió después. Sin embargo, lo hizo cuando sus amigas le mostraron el video de su violación subido a las redes y paginas web pornográfica.

En sus declaraciones, Ceballos afirmó que él no grabó el video pero sabía que lo había grabado Osvaldo Rafael Cruz y que el primo de este,Serafín González lo subió a la web.

La resolución del juez