El vocero de la Marina de Indonesia, Yudo Margono, confirmó que el submarino  naufragó luego de hallar restos y objetos del interior de la nave, estos elementos "proceden del KRI Nanggala" y por lo tanto decidieron "cambiar la situación" del aparato de "desaparecido a hundido". El navío era intensamente buscado desde el miércoles. 

La tripulación de 53 marinos tenía oxígeno para sobrevivir durante 72 horas en caso de algún desperfecto eléctrico, ese plazo vencía este sábado por la mañana. Por lo tanto, no habría sobrevivientes. Entre los objetos hallados están un fragmento del sistema de torpedos y una botella de grasa.

Lo último que se supo del submarino es que descendió entre las islas de Bali y Java para realizar unas maniobras militares, en la zona encontraron una macha de petróleo por lo que estiman que el depósito se rompió y ocasionó un problema técnico.

En este sentido, las autoridades militares señalaron que se habría hundido unos 700 metros, una profundidad más extensa de la que podría aguantar dado que la nave fabricada hace 40 años en Alemania tenía una capacidad de inmersión de hasta 250. 

En la búsqueda participaron tres submarinos, 21 barcos en la superficie y cinco aviones. Una de las señales que mantenía viva la esperanza fue la detección de un magnetismo entre 50 y 100 metros, investigaban si se trataba del KRI Nanggala. 

La última comunicación con los tripulantes fue a las 4:25 del miércoles, hora local. El contacto se perdió minutos antres de que los autorizaran a lanzar un torpedo. 

Este caso recuerda al del ARA San Juan, que naufragó en el Atlántico Sur, a la altura de Comodoro Rivadavia en Chubut, el 15 de noviembre de 2017. Mediante un comunicado, familiares de los 44 triulantes expresaron esta semana su solidaridad y sus saludos a los allegados de los marineros indonesios.

Comunicado de prensa, grupo de familias del Ara San Juan nucleados en la querella de Luis Tagliapietra. Ante la toma de...

Publicado por Los 44 Del Ara San Juan en  Miércoles, 21 de abril de 2021