Los usuarios de las redes sociales se arriesgan a diferentes desafíos o retos para lograr un contenido viral que sume miles de “me gustas”, comentarios y reacciones. Sin embargo, no todas las ideas salen como lo esperaban. Este último sería el caso de un joven turista de Australia que tomó agua en una fuente de otro país y terminó internado.

Este sujeto australiano estaba de viaje y disfrutaba de un placentero momento en una pileta, cuando tomó el líquido donde no correspondía y se intoxicó. Varios usuarios de las redes sociales lo criticaron fuertemente por su insólito intento para llamar la atención.

 

Si bien el viajero estaba en medio de sus vacaciones, eligió la peor situación para tomarse una foto “canchera” que iba a postear en Instagram. En la imagen que se hizo viral, por el peor motivo, se lo ve flotando en el agua, pero con la boca abierta mientras caía líquido de una estatua.

Todo este capítulo tuvo lugar en Balí, una isla que es provincia de Indonesia. Los más conocedores sobre este territorio le advirtieron el riesgo que estaba asumiendo con su foto.
Finalmente, Isaac Power sufrió complicaciones médicas que no tardaron mucho en difundirse en la mencionada red social.

"Un turista novato que bebe agua de Bali"

Sin embargo, este joven turista oriundo de Australia nunca tuvo conocimiento de que el agua que estaba ingiriendo le iba a traer consecuencias para su organismo. Mientras su insólito caso se hacía famosos, los usuarios criticaban su accionar y la falta de responsabilidad al subir esa postal.

La imagen viral del turista que se intoxicó con agua.
La imagen viral del turista que se intoxicó con agua.

Por otra parte, algunos comentaristas de Facebook tampoco recibieron muy bien el acto del muchacho y rápidamente lo castigaron: “Debe ser un novato que bebe agua de Bali”.

¡Dios mío!, ¿has bebido eso?, supongo que todos pasamos por ello...”, agregó otra persona contra Isaac. “Todo es diversión y juegos hasta que te cagas”, graficó otro sobre el malestar estomacal que padeció.

Como consecuencia, el pibe estuvo gravemente enfermo durante algunas jornadas. “Las bacterias de la piscina habían provocado el mal estado del joven, ya que unos días después de su ingesta el agua estaba verde”, explicó uno de los médicos que lo atendieron.

 

En este sentido, cabe señalar que la mayoría de las fuentes de agua potable de Bali han sido contaminadas con el tiempo.

Una de las razones son las aguas residuales de las casas, así como la agricultura y los residuos de las industrias locales. Por todo esto, no toda el agua es para consumo humano.

Ver comentarios