El gobierno italiano informó este miércoles que 475 personas positivas con coronavirus Covid-19 murieron en las últimas 24 horas, por lo que el número de víctimas fatales se elevó a 2.978 en todo el país.

Entre este martes y miércoles fallecieron 475 personas, más de 100 sobre el mayor número anterior, 368, registrado el domingo, anunció el titular de la Protección Civil, Angelo Borrelli, en conferencia de prensa.

"Solo 0,8% de las víctimas totales no presentaba patologías previas", agregó Silvio Brusasferro, del Instituto Superior de Sanidad, en otra rueda de prensa.


Además, entre este martes y miércoles hubo 2.648 nuevos casos de coronavirus Covid-19, con un total de 28.710 personas positivas a la enfermdad, según Borrelli.

De acuerdo al funcionario, los nuevos contagios muestran una "tendencia estacionaria", al tiempo que destacó el "número importante" que representan los 1.084 curados en un día, llevando el total de personas recuperadas hasta las 4.025.

De mantenerse las tendencias actuales, y sin que se haya alcanzado "aún" el pico de casos positivos según anunció el premier Giuseppe Conte, Italia se encamina a superar a China como el país con más decesos con coronavirus Covid-19, tras los 3.241 oficializados en el gigante asiático hasta este miércoles.

En Lombardía, que sigue siendo la región más golpeada del país, las últimas 24 horas mostraron un aumento de 1.493 positivos, menos que los 1.971 registrados de lunes a martes, aunque con 319 nuevas víctimas, frente a las 220 confirmadas este martes, según informó el resposanble de salud Giulio Gallera.


"Son los números de una batalla", planteó Gallera, quien destacó el signo "positivo" en el descenso de los contagios.

Mientras tanto, más de 43.000 personas fueron denunciadas en Italia la última semana por violar las medidas dispuestas para restringir la circulación de personas y reducir los contagios del coronavirus Covid-19.

El ministerio del Interior italiano informó este miércoles que desde el 11 de marzo hasta la medianoche de este martes, 43.595 fueron denunciadas por violar el artículo 650 del Código Penal, que obliga a acatar las medidas de restricción y la obligatoriedad de salir solo en caso de situaciones esenciales, y con una declaración jurada a mano.

Según Interior, 1.025.655 de personas fueron controladas en los puntos coordinados por Ejército, carabineros y policías locales en todo el país para velar el cumplimiento de las normas de restricción de tránsito.

Además, el gobierno italiano confirmó este miércoles que "no excluye" la posibilidad de prorrogar las medidas restrictivas adoptadas por el avance del Covid-19, que incluyen la paralización prácticamente total del país, más allá del 3 de abril, la fecha límite definida inicialmente.


"No lo excluyo; evaluaremos en base a los números" consideró este miércoles la ministra de Transporte, Paola De Micheli, durante una entrevista con la cadena pública RAI, en la que le preguntaron sobre la posibilidad de extender las medidas de control en el país que es uno de los más golpeados por la pandemia global.

Por el impacto de la crisis sanitaria, Italia dispuso el cierre de bares, restaurantes y negocios de venta de productos no esenciales hasta el 3 de abril, dentro de una batería de medidas para desalentar la circulación de personas en las calles de todo el país.

La región de Lazio, donde se encuentra la capital italiana Roma, dispuso que desde este miércoles los supermercados y negocios con permiso nacional para abrir solo pueden funcionar desde las 8.30 hasta las 19 de lunes a sábado, y hasta las 15 los domingos.

Irán bate récords de muertos en un día por el coronavirus y la cifra asciende a 1.135

Por su parte, Irán anunció este miércoles que otras 147 personas murieron por coronavirus, en un súbito aumento de un 15% de las víctimas fatales que lleva la cifra total a 1.135 en todo el país, el mayor incremento de fallecidos por el virus en un solo día.

El aumento de las muertes coincide además con el imparable avance del número de casos, que ya llega a los 17.361, según dijo en un encuentro con periodistas el viceministro de Salud iraní, Alireza Raisi.

Irán, el tercer país entre los que tienen más infecciones por coronavirus, informó de su primer caso a mediados del mes pasado, y el brote ha empañado las celebraciones por el Año Nuevo Persa, que comienzan el próximo viernes.

Pero muchos parecen estar ignorando las advertencias, lo que hace temer nuevos contagios.


Algunos mercados de alimentos de la capital, Teherán, estaban este miércoles llenos de gente, y las autopistas también registraban un intenso tráfico entre las principales ciudades en momentos en que las familias viajan por el feriado de fin de año.

Irán ya anunció que cerrará las mezquitas para los rezos comunales este viernes por tercera semana consecutiva.

Otros países musulmanes, como Arabia Saudita, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, también han cancelado las plegarias de los viernes.

Raisi criticó a la gente que no está haciendo caso a las advertencias, y en su intervención por la TV estatal dijo que el brote es algo muy serio.


“Esta situación no es buena en absoluto", dijo, e imploró a las personas a quedarse en su casa, informó la agencia de noticias iraní IRNA.

El presidente iraní, Hasan Rohani, defendió este miércoles su respuesta al coronavirus ante extendidas críticas de que su gobierno actuó con demasiada lentitud y que al parecer encubrió por casos iniciales antes de que las infecciones se propagaran rápidamente por todo el país.

En un discurso a su gabinete, Rohani dijo que el gobierno era "sincero" con la nación y que anunció el brote apenas tuvo conocimiento de él, el 19 de febrero.

“Le hablamos a la gente con sinceridad. No tuvimos demoras", agregó.

Sólo China e Italia superan a Irán en número de casos del Covid-19.