Carlos Carvarlho, un director de 47 años, murió luego de que una jirafa le aplastara el cráneo mientras grababan una serie en Hartbeespoort, Sudáfrica.

El ataque tuvo lugar en Glen Afric Country Lodge, en Sudáfrica, donde estaban grabando "Wild and Heart". El episodio fue presenciado por gran parte del equipo de producción, aunque ninguno pudo hacer nada para salvarle la vida.  

La última foto del cineasta con vida. 

"La jirafa comenzó a seguirle, pero no nos sentimos amenazados porque nos parecía muy curioso. Empezamos a fotografiar primeros planos de su cuerpo y sus pies. Luego, mientras Carlos miraba a través del objetivo de su cámara, la jirafa balanceó el cuello, golpeándolo contra su cabeza. Carlos no lo vio venir, no era consciente del peligro", explicó Drikus Van Der Marwe, un trabajador que estaba al lado de Carlos cuando tuvo lugar el ataque.

Gerald, la jirafa que lo mató. 

"Estaba inconsciente. Le salía sangre por los ojos y las orejas, por lo que supe que tenía un traumatismo grave en la cabeza, pero nunca pensé que moriría. De todos los animales salvajes que hemos grabado, no puedo creer que una jirafa matara a Carlos", contó Van Der Marwe al Daily Mail.

La producción de la serie. 

Richard Brooker, el dueño del parque, declaró: "Carlos estaba de pie en frente de Gerald, la jirafa, que extendió las patas, dobló el cuello y giró la cabeza hacia Carlos. Fue un accidente terrible y estamos desconsolados. La jirafa se quedará con nosotros, ya que no hizo nada malo".