Joe Biden afirmó durante la cumbre del G7 que China debe permitir el acceso a sus laboratorios para así poder saber si el Covid-19 fue "un experimento que salió mal".

"No hemos tenido acceso a los laboratorios para determinar a ciencia cierta —no he llegado a una conclusión porque nuestra comunidad de inteligencia aún no está segura — si esto vino o no de un murciélago, en interacción de animales en un mercado y el ambiente que causó este Covid-19, o si fue un experimento que salió mal en un laboratorio", explicó el flamante mandatario. 

Además, advirtió que este tipo de faltas de transparencia podrían llevar a otra pandemia, "es importante saber la respuesta", agregó. Por su parte, la cumbre como tal también se refirió al país asiático y remarcó que un estudio para conocer el origen del virus resulta "oportuno, transparente, dirigido por expertos y con base científica convocado por la OMS".

La cumbre del G7 tuvo lugar en Cornualles (Inglaterra). 

Anthony Blinken, secretario de Estado de USA, anunció que los líderes del G7 se han “unido” para insistir en que China coopere con el llamado estudio de fase 2 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que el primer estudio fue “altamente deficiente”.

"Necesitamos llegar al fondo de lo que ocurrió. Necesitamos rendición de cuentas, pero también necesitamos entender qué sucedió, por qué sucedió, cómo sucedió, si vamos a poder implementar las medidas necesarias para prevenir que vuelva a suceder, o al menos estar en un lugar mejor para mitigar la próxima pandemia si no podemos prevenirla por completo", aseveró Blinken a Fox News.

Recordemos que al principio las teorías de que el virus tuvo su origen en un laboratorio chino eran tachadas de “teorías conspirativas”, sin embargo, en los últimos meses esta versión fue tomando fuerza. Uno de los primeros en “avisar” sobre la supuesta responsabilidad de China fue el senador Tom Cotton (R) de Arkansas.

Allá por el 30 de enero del 2020 el republicano aseguró que “este coronavirus es una catástrofe de la escala de Chernobyl para China. Pero en realidad, probablemente sea peor que Chernobyl, cuyo efecto fue localizado. El coronavirus podría resultar en una pandemia mundial. (…) Me gustaría señalar que Wuhan tiene el único superlaboratorio de nivel cuatro de bioseguridad de China que trabaja con los patógenos más mortales del mundo para incluir, sí, el coronavirus”.