El fenómeno meteorológico mantiene en alerta a todo Europa. Causó todo tipo de problemas, se han cerrado calles, se paró el transporte público y se cancelaron vuelos.

Las temperaturas contrastan con las del propio Ártico, donde hay una inusual "ola de calor", según el Instituto europeo de Geociencias. Los meteorólogos registraron temperaturas por encima de cero en algunas zonas del norte. En Polonia se ha llegado a temperaturas por debajo de los -25°C. 

Polonia es uno de los países en los que más muertos hubo. (AFP)

En Reino Unido, las autoridades avisaron que habrá entre 5 y 10 centímetros de nieve en varias partes del país, así como la probabilidad de que el transporte aéreo y por carretera se vean afectados, del mismo modo que los servicios de electricidad y de telefonía. Por lo tanto se han cancelado decenas de vuelos.

Londres se encuentra cubierta de nieve.(AFP)

En Francia, los meteorólogos anuncian  nieve en gran parte del país desde este martes, aunque al final de la semana las temperaturas subirán  hasta ser casi primaverales.

Biarritz tuvo problemas con los servicios de transporte. (AFP)

En Bélgica, el alcalde de la municipalidad de Etterbeek, en Bruselas, ordenó la detención forzada de los sintecho que se negaran a ir a refugios para evitar "potenciales muertes" por temperaturas por debajo de los -15 ºC.

El continente se encuentra en alerta por esta ola de frío y las autoridades están estudiando la forma de evitar más muertes.