Más de 1.100 personas murieron en Birmania tras el golpe de Estado de febrero pasado, declaró la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet​​​.

"En las ciudades y las aldeas se siguen empleando medios de combate para reprimir a la oposición, según los informes después del golpe de Estado las fuerzas de seguridad mataron a más de 1.100 personas", declaró Bachelet al presentar un informe actualizado sobre Birmania en la 48 sesión del Consejo para los DDHH de la ONU.

Bachelet subrayó que, desde febrero, hubo más de 260 ataques contra centros médicos y su personal, lo que representa un obstáculo más para paliar las consecuencias de la violencia y la pandemia.

"El Ejército lanzó operaciones de ofensiva e incursiones de respuesta contra aquellas aldeas que se consideran bases de las fuerzas populares de defensa o de grupos étnicos armados, recurriendo en particular a ataques artilleros y aéreos contra zonas civiles", recalcó.

Como consecuencia, prosiguió, "cientos de personas murieron o resultaron heridas y muchos fueron forzados a desplazarse a raíz de las crecientes necesidades humanitarias de alimentos, agua, alojamiento y asistencia médica".

Bachelet llamó a los hombres armados a respetar los derechos humanos y garantizar la protección de personas y estructuras civiles.

Asimismo, urgió cesar los ataques aéreos y artilleros en las zonas residenciales y toda forma de operación militar contra centros médicos, lugares de culto, escuelas o otras estructuras protegidas.

La Alta Comisaria denunció, además, la detención de unas 8.000 personas, incluidos niños, de las cuales unas 4.700 permanecen privadas de libertad y muchas fueron torturadas.

La mayoría de los detenidos no tienen acceso a un abogado o posibilidad de comunicarse con sus familias, manifestó.

El 1 de febrero pasado, pocas horas antes de constituirse el nuevo Parlamento de Birmania, los militares dieron un golpe de Estado, decretaron el estado de emergencia por un año y detuvieron a numerosos líderes políticos, entre ellos el presidente Win Myint y la gobernante de facto, consejera de Estado y Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi.

Los altos mandos del ejército, que habían gobernado Birmania durante décadas, justificaron el golpe por las denuncias de fraude masivo en las elecciones generales de noviembre pasado, que dieron una clara victoria a la Liga Nacional para la Democracia.

La asonada generó un amplio repudio internacional y una oleada de protestas en Birmania, con miles de personas desafiando la represión y protagonizando protestas callejeras y acciones de desobediencia civil para reivindicar la restauración del Gobierno civil y la liberación de los presos políticos.

Fuente: Sputnik

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos