El miércoles último, en Valença ( Rio de Janeiro, Brasil), un ladrón armado tomó a una mujer de 83 años como rehén y luego fue abatido por policías militares durante la operación de rescate.

Tras asaltar una joyeria, el hombre salió a la calle parapetándose detrás de la anciana, identificada como Tereza de Jesús Ferreira Sacramento, a quien tenía agarrada por el cuello. En un video grabado por un testigo, se observa cómo los agentes aprovecharon un momento cuando la mujer cayó al suelo para disparar contra él. El delincuente sucumbió a las heridas y perdió la vida en el lugar. 


La Policía le incautó joyas por valor de casi 13.000 dólares y una pistola, según Veja. Por su parte, la mujer salió ilesa y recibió posteriormente un ramo de flores de parte de los uniformados.  

La abuela junto a los uniformados que la rescataron. (Gentileza Polícia Militar do Estado do Rio de Janeiro)


En Twitter, el presidente electo Jair Bolsonaro y su hijo Eduardo elogiaron la actuación de las fuerzas del orden. Jair Bolsonaro calificó al ladrón de "bandido cobarde" y señaló que estuvo diez minutos apuntando su arma a la cabeza de la anciana. "La vida de un buen ciudadano siempre debe ser la prioridad", agregó.