Un hombre de Reino Unido conoció a su hijo recién nacido tras despertar de un coma, al cual fue inducido por las graves complicaciones que atravesó al contagiarse de Covid-19. El acontecimiento emocionó a todas las redes sociales y los medios internacionales lo calificaron como un “milagro pandémico”.

El nacimiento del pequeño, llamado Oliver, ocurrió cinco semanas después de que el hombre, quien ya tiene dos hijos, sea internado en terapia intensiva por coronavirus. “Esa fue la primera vez que conocí a Oliver”, dijo Andrew Allen, de 32 años, al medio SWNS, según consignó New York Times. En esa situación “abrumadora”, Charlotte, esposa del Allen dio a luz a su bebé.

Allen es un trabajador de ingeniería aeroespacial, que se contagió el 14 de julio de 2021, cuando solo tenía una dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Allen con su familia tras salir del hospital.

Si bien al principio pensó que se trataba de un simple resfrío, luego se dio cuenta de que se había contagiado con la variante delta de coronavirus. En ese sentido, Allen se refirió a los síntomas que desarrolló tras el contagio. “Perdí el olfato y el gusto después de tener el resultado negativo”, aseguró Allen, quien también experimentó vómitos y diarrea a niveles severos.

“Así que estaba pensando en mi cabeza: 'Tiene que ser Covid, esto. No sé cómo podría ser otra cosa”, dijo Allen, quien, tras dar positivo, fue internado el mismo día en que su esposa fue hospitalizada por tareas de parto. Este desarrollo devastó a su marido enfermo, ya que sabía que no podría acompañarla en el gran día debido a su enfermedad.

Oliver nació a las 5.35 de la mañana siguiente, apenas unas horas antes de que llevaran a su padre al hospital porque tenía problemas para respirar. “Estaba muy mal”, describió Allen. “Mis niveles de oxígeno estaban en 35, lo que aparentemente es muy, muy bajo, y uno de los peores casos que jamás hayan visto”.

Ese día, Allen le contó a los médicos que su hijo estaba por nacer. Por su parte, el personal de salud lo felicitó y al mismo tiempo lo retó por haberse sacado la máscara de oxígeno.

Así conoció a su hijo Oliver

El coma duró tres semanas y, tras despertar, el papá de Oliver descubrió que el personal del hospital había puesto una foto de su hija de 5 años, sosteniendo al bebé recién nacido. “En ese momento, solo recuerdo haber pensado: 'Ese debe ser el bebé'”, exclamó Allen, quien recordó haberse sentido “destripado” por haberse perdido el nacimiento de Oliver.

Allen con su bebé Oliver.

Luego del coma, pasaron tres semanas más hasta que pudo conocer a su hijo. “Estaba en una sala de alta dependencia, y me estaba mudando a una sala porque obviamente estaba mejorando, y el consultor hizo arreglos para que los viera en el corredor”, describió Allen.

Además, el británico contó que la situación que vivió en el hospital fue doblemente conmovedora, ya que no había visto a su "hija en ese momento durante unas tres semanas y media". “Paso casi todos los días que no trabajo con mi hija”, dijo efusivamente. “Entonces, fue muy abrumador”.

“Ahora estoy recuperando mis músculos y estoy de vuelta en el trabajo a tiempo completo, pero al final de cada día, siempre me siento cansado”, dijo el papá de los tres chicos, quien ya se recuperó completamente de la infección.