La familia real británica no asistirá al Mundial de fútbol Rusia 2018 después de la crisis diplomática desatada entre Reino Unido y Rusia por el envenenamiento de un ex espía ruso en su país. 

La primera ministra británica, Theresa May, anunció este miércoles que ningún funcionario de alto rango de su país o miembro de la familia real viajará a Rusia para representar a Reino Unido durante el torneo, según DPA.

Reino Unido acusa a Rusia de haber envenenado al ex espía Serguei Skripal, de 66 años, y a su hija Yulia, de 33, con un "agente nervioso de origen militar desarrollado por Rusia".
 
Ambos luchan por su vida en un hospital tras ser encontrados inconscientes el 4 de marzo en el banco de un parque cerca de un centro comercial de Salisbury, en el sur de Inglaterra. 

El Mundial de fútbol de Rusia, el evento deportivo más importante de 2018. se llevará a cabo del 14 de junio al 15 de julio en 11 ciudades del país más grande del mundo.