El pasado miércoles en Michigan, Estados Unidos, Anthony Gelia, de 20 años fue condenado a cadena perpetua debido a que en noviembre de 2016 le disparó a una mujer mientras transmitía el ataque por Facebook, según informó CBS Detroit.

El pasado 26 de marzo, Gelia fue declarado culpable de "asesinato en primer grado e invasión de hogar", luego de entrar a la casa de Brittany Southwell, de 26 años, y asesinarla al tiempo que dejó registro del ataque en su cuenta de Facebook Live.

Por último el abogado defensor había comunicado que se trató de "un homicidio involuntario", alegando que su cliente "no sabía que Southwell se encontraba tras la puerta al momento de apretar el gatillo". No obstante, los fiscales afirmaron que las pruebas demostraban que fue un acto consciente y deliberado.

Antecedentes

Fue durante el juicio donde se dio a conocer la grabación del delito, la cual logró ser recuperada del teléfono de Gelia.

En las imágenes se demostró que el acusado pateó la puerta de la residencia de la joven y disparó en su interior en varias ocasiones. La mujer, que sostenía en ese momento a su bebé en los brazos, recibió una bala que le perforó los pulmones.