El frío que azotó en los últimos días a buena parte de Estados Unidos cruzó el océano y se instaló en España, donde las bajas temperaturas y las intensas nevadas provocaron complicaciones a quienes transitaban por algunas autopistas, muchos de los cuales quedaron varados durante horas. La bronca no tardó en estallar. Además, la crisis hizo que 37 provincias se declararan en alerta.

Centenares de vehículos y miles de personas quedaron atrapados durante unas 18 horas en una autopista del centro del país, debido a que una gran nevada impidió el tránsito en varios tramos. Desde la noche del sábado hasta la tarde de ayer los vehículos estuvieron quietos, mientras sus ocupantes se quejaron de falta de información sobre el "caos absoluto" que había en una autovía que conducía hacia Madrid.

"Con mayores, bebés. Sin gasolina y sin comida. Horas atrapados. ¿Pagar peaje para eso? Me parece una injusticia plena y una situación denigrante", fue uno de los reclamos, al que se sumó la "falta de organización" por parte de los responsables de la autopista, ya que, según las denuncias, "mil metros después" de que les autorizaron el paso llegaron a una "ratonera".

"La situación es desesperante, no nos hemos movido ni un centímetro en toda la noche, nos hemos quedado sin agua y sin comida y la pequeña tenía fiebre", se quejó Remedios Díaz, quien viajaba desde Gijón, en el norte del país, rumbo a Madrid, y pasó 15 horas encerrada en el auto junto a su marido y a sus hijos, de cinco y ocho años.

Después de 13 horas de estar parado, en tanto, Carlos Treviño expresó su bronca: "Estamos miles de personas sin recibir información. Nada, absolutamente nada. Ni siquiera por la radio o por Internet no dicen qué están haciendo, qué va a pasar con nosotros. Hace horas que no vemos un quitanieves".

Limpieza
En medio de los reclamos, más de 250 miembros de la Unidad Militar de Emergencias participaron de los trabajos de limpieza de los tramos con más nieve de la autopista y en las tareas de auxilio de los ocupantes de los vehículos inmovilizados.

Finalmente, ayer por la tarde, después de 18 horas de complicaciones, las autoridades estuvieron en condiciones de reabrir el camino y permitir que los vehículos circularan, de una vez por todas, rumbo a su destino. Sin embargo, por la noche, las cosas volvieron a complicarse y varias autopistas fueron nuevamente cerradas.