La banda criminal del Clan del Golfo (antes llamados Los Urabeños) ofrece una recompensa por la cabeza de Sombra, la pastor alemán. El motivo: la perra descubrió más de cinco toneladas de cocaína del grupo criminal y con el hallazgo logró frenar el envío de la droga a Europa.

La Dirección Antinarcóticos de la Policía colombiana confirmó al sitio BBC Mundo que la recompensa ofrecida por Sombra es de 20 millones de pesos colombianos (alrededor de US$7.000).

La entidad añadió que la información fue conseguida por unidades de inteligencia y confirmó que Sombra se encuentra a salvo. El Clan del Golfo es considerado la organización criminal más poderosa de Colombia.

Gran parte del narcotráfico en Colombia está controlado por este grupo criminal y su jefe, Dairo Antonio Úsuga, conocido como Otoniel, es uno de los hombres más buscados del país.

Sombra fue trasladada del área donde opera el grupo, en Turbo, Antioquia, al aeropuerto El Dorado de Bogotá. Se considera que el aeropuerto es un lugar seguro para Sombra, ya que está fuera de la principal zona influencia del grupo. La policía aseguró que no correrá ningún riesgo.

Aparte de su adiestrador habitual, la perra policía ahora también estará acompañada por más oficiales para incrementar su seguridad durante sus despliegues.

El "terror" de los narcotraficantes

Sombra, de 6 años, ha estado en la fuerza antinarcóticos desde que era un cachorro y se le ha distinguido durante dos años consecutivos con la medalla "Wilson Quintero" por su "invaluable aporte" en la lucha contra el tráfico de drogas en el país.

La policía antinarcóticos aseguró que Sombra se convirtió en "el terror" de las organizaciones criminales y por eso la buscan para asesinarla.

La perra ayudaba a las autoridades en puertos de la costa del Atlántico, incluida la ciudad de Turbo, donde toneladas de drogas son embarcadas en lanchas motoras y en ocasiones por submarino a Estados Unidos y Europa.

En junio, Sombra descubrió 5,3 toneladas de cocaína en Turbo y posteriormente encontró otras 4 toneladas escondidas en autopartes y que también iban a ser exportadas.

Tal como informa RCN de Colombia, fue el director de la policía, el general Jorge Nieto, quien ordenó el traslado de Sombra al aeropuerto de Bogotá, donde Sombra ya ha logrado importantes incautaciones de droga.

"Su intuición ha permitido la captura de más de 245 personas en aeropuertos como el José María Córdova, en Rionegro y El Dorado, en Bogotá", le dijo a RCN el coronel Carlos Fernando Villareal, jefe de entrenamiento canino de la policía antinarcóticos.

"En este último (aeropuerto) permanecerá hasta nueva orden ya que su presencia ha permitido frustrar la salida de varios cargamentos de droga".