U na joven de 23 años lucha por su vida en un hospital del estado indio de Uttar Pradesh después de que fuera quemada este jueves, de camino a los tribunales, donde iba a asistir a una audiencia por una denuncia por violación que presentó en marzo contra dos hombres.

La policía detuvo a cinco hombres, incluidos los dos que había denunciado como sus violadores, como sospechosos de haberla prendido fuego. Según los medios locales, el grupo de hombres la interceptó cuando se dirigía a la estación del distrito de Unnao, donde esperaba tomar el tren que la acercaría a los juzgados.

Los atacantes la arrastraron hasta un descampado, donde la prendieron fuego. El incidente aumentó la indignación que ya había generado otro ataque ocurrido el día anterior, cuando una joven fuera brutalmente violada en grupo, asesinada y quemada, y por el que decenas de personas salieron a protestar a las calles. La víctima era una veterinaria de 27 años, en Hyderabad, en el sur del país.

Y pasó en el mismo distrito donde en julio una mujer que había denunciado a un político del partido de gobierno por violación murió en un accidente de tráfico, un hecho que la policía está investigando como posible asesinato.

La violencia sexual contra mujeres se ha vuelto el centro de atención en la India desde diciembre de 2012, cuando un grupo de hombres violó y asesinó a una joven en un autobús en la capital, Nueva Delhi.

Pero no hay señales de que los crímenes de esta naturaleza hayan disminuido. De acuerdo con las últimas cifras ofrecidas por la policía, se registraron 33.658 casos de violación en 2017, un promedio de 92 violaciones al día.

El alto riesgo de violencia sexual y de esclavitud laboral hacen que India sea el país más peligroso del mundo para la mujer, según un estudio publicado por la Fundación Thompson Reuters.

La encuesta sitúa al país asiático en primer lugar del índice global; por encima de naciones en guerra como Afganistán o Siria, segunda y tercera respectivamente.

En 2017, el secuestro, tortura, violación y asesinato de una niña musulmana de ocho años en Cachemira desató una oleada de manifestaciones por todo el país; lo que hizo que el gobierno endureciese la ley de protección del menor, incluyendo la pena de muerte para violadores de menores de 12 años.

Los riesgos que corre la mujer en India van más allá de la violencia sexual, según el estudio de la Fundación Thompson Reuters, que considera que el país asiático es también el más peligroso en relación con el tráfico humano; incluyendo esclavitud sexual y doméstica.

Ver más productos

Santa Roselina, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Roselina

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos