Una pareja perdió la vida tras caer desde 30 metros en la playa de los Pescadores en Portugal. El trágico accidente ocurrió cuando al intentar sacarse una selfie, el celular se le resbaló de la mano del hombre y ambos perdieron la estabilidad al intentar "atraparlo".

Fue un encargado de limpieza quien encontró los cuerpos mientras trabajaba en la playa. Las autoridades creen que las víctimas pudieron caer durante la madrugada, informaron fuentes policiales.

"Todo parece indicar que murieron mientras se tomaban una fotografía y el celular resbaló. Entonces intentaron recuperarlo y no lo alcanzaron", explicó el jefe del servicio de rescate del puerto de Cascais.

De acuerdo con medios locales, se trató de Louise Benson, una mujer de 37 años y su novio, Michael Kearns, de 33, quienes se encontraban de viaje desde hace cinco meses y se detuvieron en el lugar porque es una zona muy popular que rodea el arenal.