Las salidas de Madrid y Sevilla registraron importantes retenciones este miércoles, a causa de los controles fijos que la Guardia Civil instaló para impedir los desplazamientos a segundas residencias.

La Policía Municipal de Madrid realiza una gran cantidad de controles con el objetivo de evitar desplazamientos de los ciudadanos en Semana Santa y para cumplir con el confinamiento establecido en el estado de alarma. 

Además de controles móviles, la Dirección General de Tráfico, junto con la de Carreteras, estableció un total de 150 puntos fijos donde los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional comprueban uno por uno que los conductores tengan salvoconducto para circular.

Por otro lado, se reforzaron los controles nocturnos, con más de 500 puntos por el territorio nacional y se observó un leve repunte en el tráfico de vehículos ligeros respecto a los días anteriores, del 2%.

La Policía Municipal de Madrid realiza intensos controles.

Aunque tampoco puede considerarse una tendencia, la secretaria general de Transportes alertó que, mientras se estaba en líneas con una media del 83% de reducción en España, ahora se está en un rango del 81%.

Algunas de las principales salidas de Madrid en las que se registra una circulación lenta son la A-2, A-3, A-5 y la A-6.

Los agentes están en 150 puntos fijos.