Tras la masacre perpetrada en la ciudad estadounidense de Las Vegas, las cuñadas de Stephen Paddock, que residen en Australia, dialogaron con la prensa sobre el grado de implicancia que tiene su hermana, Marilou Danley, en el hecho que dejó como saldo 59 personas fallecidas.

"Sé que ella, como nosotros, no sabe nada. Ella fue enviada lejos, estaba lejos para que no estuviera allí, y así no interferir con lo que él estaba planeando. Ella ni siquiera sabía que iba a Filipinas, hasta que Steven le dijo: 'Marilou te encontré un billete barato a Filipinas'", dijo una de las familiares.

También manifestó que "él la envió para poder seguir lo que estaba planeando, sin interrupciones. En ese sentido, le agradezco por haber garantizado la vida a mi hermana, pero eso no sirve para compensar la vida de 59 personas. Nadie puede unir las piezas del rompecabezas, nadie, excepto Marilou, porque Steve no está aquí para hablar, sólo Marilou puede ayudar. Ella probablemente está mucho más sorprendida que nosotros, porque era quien estaba cerca de él". Y cuestionó: '¿Cómo ser capaz de averiguar que la persona que amas, y con quien vives, puede hacer una cosa así?'; uno piensa que conoce a esa persona?".

Sobre su hermana, la mujer remarcó que "es una buena persona, un alma gentil, una madre, una abuela, una hermana, una amiga. Marilou parecía realmente enamorada de Steve. Si Marilou hubiera estado allí quizás no hubiera ocurrido, porque ella no lo hubiera permitido, hubiese frenado cualquier cosa que él planeara".

¿Y ahora dónde estaba la Marilou?

El gobierno filipino confirmó que Marilou Danley, pareja del francotirador que mató a 59 personas en el estado norteamericano de Las Vegas y sospechada de colaborar con el atacante, estaba desde hace al menos 15 días en Manila y arribó este miércoles a Estados Unidos donde fue recibida por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

La mujer, de 62 años, de origen filipino y nacionalidad australiana, llegó a Manila el 15 de septiembre en un vuelo de Japan Airlines procedente de Tokio, según la vocera de la Oficina de Inmigración de Filipinas, Antonette Mangrobang.

Desde entonces y hasta el pasado domingo, cuando Stephen Paddock perpetró el tiroteo más letal de la historia moderna de Estados Unidos, Danley permaneció en Filipinas, con excepción de un viaje corto, de ida y vuelta, a Hong Kong, según el registro de viajes oficial facilitado por el gobierno filipino.

Minutos después de la balacera en Las Vegas, las autoridades estadounidenses declararon a Danley, que vivía con Paddock, como "persona de interés"en la investigación del caso y lanzaron una frenética búsqueda para dar con ella porque la sospechaban involucrada en la preparación de la matanza.
La mujer partió de Manila la noche del martes último y el mismo día, por la diferencia horaria, llegó al aeropuerto internacional de Los Ángeles, donde la recibieron agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI), informó la agencia de noticias EFE.

La cadena NBC reveló el último martes la existencia de una transferencia de 100.000 dólares hecha por Paddock la semana pasada a una cuenta en Filipinas, donde se encontraba Danley.

Sin embargo, el portavoz del Buró Nacional de Investigaciones (NBI) de Filipinas, Nick Suárez, aseguró que “de momento no podemos confirmar el destinatario de la transferencia”

Suárez desmintió informaciones publicadas por medios internacionales que aseguraban que la transferencia había sido remitida a una cuenta a nombre de Danley.

Paddock, de 64 años, disparó desde la habitación que ocupaba en el hotel Mandalay Bay de Las Vegas al público que asistía al festival de música country Route 91 Harvest y mató a 59 personas e hirió a más de 500 antes de quitarse la vida por motivos que aún son una incógnita.

Aunque el Estado Islámico (EI) reclamó la autoría del tiroteo, el FBI ha descartado por ahora cualquier vínculo de Paddock con grupos terroristas extranjeros.

El presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó que desconoce si el homicida tenía algún tipo de vínculo con el EI y lo retrató como “enfermo” y “demente”, a la espera de reunirse hoy con las autoridades locales y familiares de las víctimas.

Fuente: Télam