El huracán Ida ingresó a los Estados Unidos hace menos de una semana, pero su presencia se hizo sentir y mucho a base de unas enormes tormentas y vientos. Los destrozos fueron, siguen y seguirán siendo muchos y en diferentes estados. Luisiana, Misissipi, Nueva Jersey, Pennsylvania y ahora Nueva York.

Precisamente en la “Gran Manzana”, este fenómeno llegó un poco debilitado pero aún así se las arregló para provocar inundaciones en departamentos, autos y hasta el subte. Para muestra un botón, en su apogeo dejó miles de hogares Nueva Orleans y alrededores que siguen sin luz eléctrica y algunas pequeñas ciudades del “pelican state”, quedaron literalmente destruidas. Recordemos que ingresó al país exactamente 16 años después de Katrina, que no le trae muy buenos recuerdos a los estados sureños.

Hasta el momento, las tormentas e inundaciones dejaron 12 fallecidos en Nueva York.

Los expertos adjetivaron a Ida como “extremadamente peligroso” y señalaron que hasta el momento de escribir esta nota, la cantidad de agua que cayó en Nueva York superó al promedio de septiembre en este estado. Esto nos da una idea de fortaleza y agresividad que los desastres naturales están mostrando en el último tiempo, por lo que muchos científicos acusan al cambio climático.  Las fotos y videos que el temporal dejó, no tardaron en hacerse virales por su espectacularidad.

¿Cómo respondió el estado?

En cuanto a la respuesta estatal, este jueves la gobernadora Kathy Hochul y el alcalde Bill De Blasio, reconocieron que quizás su trabajo no fue el mejor para prevenir las consecuencias de este huracán. Ambos dieron una conferencia de prensa en conjunto en Great Neck.

En cuanto a quien asumió su cargo por la reciente renuncia de Andrew Coumo, afirmó que “la gente quedó varada (en los trenes). El miedo que deben haber experimentado no lo puedo imaginar. No quiero que vuelva a suceder. Esto no está bien para ninguno de nosotros”.

El agua llegó hasta el subte

Por su parte, agregó que ya les indicó a los miembros de su administración que revisen los protocolos de preparación para emergencias, ya que “tuvimos unas cataratas del Niagara aquí”.

“Eso se convirtió en la mayor hora de lluvia en la historia de la ciudad de Nueva York sin casi ningún aviso. Así que ahora tenemos que cambiar las reglas básicas. De ahora en adelante, lo que creo que haremos es decirles a los neoyorquinos que esperen lo peor. Puede sonar alarmista a veces, pero desafortunadamente está siendo probado por la naturaleza”, explicó el alcalde, que como dato de color, tenía una pésima relación con Coumo, lo que hace que verlo junto a quien ocupe el cargo de gobernador del estado sea extraño.

Así se inundó un departamento

Quien sucediera a Michael Bloomberg en su cargo y terminase con casi 20 años de dominio republicano en la ciudad del Empire State, emitió una advertencia de viajes previo a la llegada del huracán pero no activó planes de evacuación ni ninguna otra medida preventiva. Según él, todo esto lo tomó por sorpresa y con la guardia baja.“burlaron” de los pronósticos.

Hochul y De Blasio dieron una rueda de prensa en conjunto.

Ambos estuvieron de acuerdo en que las entidades estatales y municipales pudieron haber hecho un mejor trabajo de preparación para recibir a Ida que por ahora, se cobró más de una docena de vidas en el estado e inundó vecindarios enteros.

Recordemos que Nueva York se encuentra bajo “estado de emergencia” desde el pasado miércoles.