El derrumbe del puente Morandi causó 39 muertos hasta el momento. Los equipos de rescate siguen trabajando sin descanso entre los bloques de cemento y los restos de los vehículos que se precipitaron al vacío, para tratar de localizar más víctimas.

Entre los fallecidos, se encuentran familias enteras que salían de vacaciones y grupos de amigos que irían a pasar unos días fuera de la ciudad. Sin embargo la mayoría se dirigía a sus trabajos.

Andrea Cerulli tenía 48 años y era jugador amateur del Genoa Club Portuali Voltri. En el sitio web del club, publicaron un mensaje en su memoria: "El Genoa Club Portuali Voltri abraza a la familia de Andrea, nuestro asociado, nuestro amigo, nuestro colega, víctima de la tragedia de Ponte Morandi".

Marta Danisi, de 29 años, era enfermera, y su novio, Alberto Fanfani, de 32, anestesista en el hospital Cisanello de Pisa. Ambos estaban en su coche cuando el puente se hundió.

Entre los extranjeros hay tres franceses y dos ciudadanos chilenos.

En el otro extremo de la balanza, se empezaron a conocer historias increíbles de supervivencia, con dos historias emblemáticas.

A segundos de caer

La foto del camión que está apenas unos metros atrás del abismo, dio vueltas al mundo entero. El hombre que estuvo al volante es un empleado de la empresa Damonte Trasporti.

"El conductor está bien, pero se encuentra en estado de shock", indicó Giovanni D'Alessandro, director general de Basko, la cadena de supermercados a la cual entregaba mercadería el camión.

"Ese es un tramo de carretera que nuestros furgones recorren todos los días. Es un puente muy transitado y es por eso que no viajamos a alta velocidad", agregó D'Alessandro. "Quizás también por esto el conductor ha tenido tiempo de frenar", añadió. 

Futbolista con suerte

Davide Capello, de 36 años y ex jugador del Cagliari, cayó con su auto desde 80 metros de altura y quedó atrapado entre los escombros. Sin embargo quedó ileso, tanto que salió caminando del vehículo.

David Capello jugó en Cagliari.
Así quedó el vehículo donde viajaba Capello.

Capello, mientras aún estaba atrapado en el auto, llamó a su padre. "Papá, se cayó el puente, yo estaba pasando y me caí con el auto. No te preocupes, me salvé", dijo el padre al contar las palabras de su hijo.

En alerta

Mientras los rescatistas siguen removiendo escombros, las autoridades están en alerta por el estado de otros viaductos construidos por Riccardo Morandi.

El viaducto Bisantis, llamado por todos Puente Morandi, ubicado en Catanzaro, Calabria, y el Viaducto Morandi o Akragas en Agrigento, Sicilia -cerrado desde el año pasado por riesgo de derrumbe- podrían correr una suerte similar al de Génova.

El antecedente

El puente General Rafael Urdaneta, que cruza el lago de Maracaibo, en Venzuela y que también fue construido por un experto en la materia como Morandi, se siniestró hace más de 40 años. 

El 6 de abril de 1964, el carguero Esso Maracaibo, quedó a la deriva tras perder la alimentación eléctrica: chocó contra los pilares 31 y 32 del puente por lo qu. 216 metros de la losa de hormigón se vinieron abajo.

Siete autos se precipitaron al vacío, ocasionando ocho muertos. Ricardo Morandi diseñó un total de 11 puentes entre 1953 y 1977. Seis de ellos están en Italia; el resto, en Canadá, Colombia, Libia, Sudáfrica y Venezuela.

Durante la noche siguieron con las tareas de rescate (AFP).