Tras 16 horas de actividad, el Volcán de Fuego en Guatemala, ubicado entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, concluyó su más violenta erupción. El trágico saldo fue, al menos, de 25 muertos, 20 heridos, un número todavía no determinado de desaparecidos y 1,7 millones de afectados.

LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR