El vuelo 203 de Emirates que aterrizó en el aeropuerto de Nueva York con una decena de pasajeros enfermos con tos y fiebre alta, estuvo varado en la pista alrededor de una hora. Los pasajeros no pudieron descender hasta que se comprobase si padecían algún síntoma. 

El protocolo indica que deben permanecer en cuarentena sobre la aeronave, y por eso muchos de los pasajeros comenzaron a subir material a las redes sociales. En un video se puede ver a una policía con guantes dando indicaciones.

Decenas de ambulancias se hicieron rápidamente presentes en la pista y rodearon al avión. Con el correr de los minutos, comenzaron a bajar algunos pasajeros previo chequeo de la temperatura corporal.

Integrantes del centro de Control y Prevención de enfermedades, les entregó un formulario a los pasajeros para que realicen un descargo de posibles enfermedades.