Un macabro episodio tuvo lugar en Huehuetenango —a 270 kilómetros de la ciudad de Guatemala—, por un grupo de pobladores que hicieron justicia por propia mano. ¿El motivo? Se unieron para detener a tres presuntos secuestradores, pero no para entregarlos a la policía local, sino para prenderlos fuego.

Según consignaron medios locales, en los días previos, un menor de 11 años fue secuestrado en Colotenango. Estos secuestradores le enviaron a la familia del nene una foto de él acompañado de un hombre con una escopeta.

Guatemala Asesinato
El procedimiento realizado por la Policía de Guatemala.

Ellos tenían la intención de presionar a los padres para pagar el rescate de 150 mil quetzales (casi tres millones de pesos). Los padres lograron juntar apenas la mitad de lo exigido por los secuestradores y les entregaron el dinero.

Pese a esto, la Policía de Guatemala informó que los secuestradores recibieron el pago, pero no devolvieron al chiquito a su casa y generó gran indignación entre los habitantes del lugar.

Guatemala: el peor final y un macabro desenlace

Al no ser regresado a su casa, varios vecinos de los damnificados comenzaron una patrulla, con el fin de dar con el paradero de los presuntos delincuentes y, de este modo, hacer justicia por mano propia.

Es menester aclarar que pobladores de varias comunidades se sumaron a la búsqueda y, lamentablemente, hallaron al pequeño muerto en una fosa.

Huehuetenango Guatemala
Horror en Huehuetenango, Guatemala.

En tanto, las autoridades de Guatemala lograron capturar a tres sujetos, quienes presuntamente eran los secuestradores del nenito, pero los vecinos les arrebataron los tres delincuentes a la Policía.

La gente enardecida por el cruento suceso delictivo llevó a los tres hombres hasta una zona boscosa donde les rociaron gasolina y luego les prendieron fuego para quemarlos vivos.

Pequeño Secuetrado Guatemala
Uno de los secuestradores junto al menor de edad.

Las autoridades de Guatemala informaron que las personas también incendiaron una vivienda donde presuntamente vivía uno de los captores del pequeño.

Añadieron que los tres cuerpos de los presuntos secuestradores fueron localizados en un pickup totalmente carbonizados. Por este acto, la Fiscalía Distrital de Huehuetenango inició una carpeta de investigaciones.

Ver comentarios