Las personas muertas por el COVID-19 en China aumentaron 143 en un día y ya alcanzaron los 1.523 fallecidos, mientras que se contabilizaron 2.641 nuevos casos, lo que eleva a 66.492 el número de infectados detectados, informó este viernes la Comisión Nacional de Salud de ese país.

Los fallecidos en la provincia de Hubei, foco de la epidemia, aumentaron en las últimas 24 horas en 139 hasta alcanzar las 1.457 personas fallecidas allí, informó la Comisión Provincial de Salud de esa región centro-oriental, según la agencia EFE

En Hubei, epicentro del brote, se contabilizaron además 2.420 nuevos casos, lo que eleva a 54.406 los casos detectados hasta ahora en dicha provincia.

La cifra de nuevos fallecidos en Hubei por el COVID-19 ofrecida en esta jornada es mayor que la del día anterior ya que el pasado jueves ascendía a 116, mientras que los nuevos casos confirmados fueron 4.823.

De las 139 muertes, 107 se produjeron en la capital de Hubei, Wuhan, que permanece en cuarentena "de facto" desde el pasado 23 de enero.

Además, la Comisión Nacional de Sanidad informó hoy de que en el mismo período de 24 horas se habían registrado 849 casos graves en todo el país, mientras que 1.373 personas habían sido dadas de alta tras superar la enfermedad.

Según los datos oficiales, se realizó un seguimiento médico a más de 513.183 personas que estuvieron en contacto cercano con los infectados, de los cuales 169.039 siguen bajo observación.

Hasta la fecha, todos los decesos menos dos -en Filipinas y Hong Kong- se han producido en la China continental y, aunque una treintena de países cuentan con casos diagnosticados de neumonía de Wuhan o COVID-19, China acapara en torno al 99 % de los infectados.

Los síntomas de esta enfermedad son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden estar acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).

Cuarentena de 14 días

Las autoridades de China decidieron imponer una cuarentena de 14 días para todos aquellos que vuelvan a la capital, Beijing, en un intento por evitar que se siga extendiendo el Conavid-19, que dejó hasta el momento 1.457 fallecidos sólo en la provincia de Hubei, epicentro del brote.

"Todas los que vuelvan a Beijing tendrán que someterse a un período de cuarentena, ya sea en sus casas como en instalaciones sanitarias", informó el diario local The People Daily, según Eurpopa Press.

"Aquellos que se nieguen a aceptar estas medidas de prevención y control, como la observación en casa o centralizada, serán llevados ante la Justicia", asegura el periódico.

La gestión de la crisis, que comenzó en la provincia central de Hubei en diciembre pasado, generó numerosas críticas ya que se preguntan si la respuesta dada por el gobierno a nivel local fue suficiente y cuestionan la falta de transparencia.

Las autoridades revelaron hoy que un total de 1.716 miembros del personal sanitario están infectados y que seis médicos murieron a causa del virus., por lo que se culpa del problema a la falta de insumos sanitarios cuando comenzó la epidemia.

Aunque China es el epicentro del brote y el país más afectado, el Conavid-19 se extendió ya a otros países del sureste asiático y también se detectaron casos en Europa y América.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Pedro Damián)

La Iglesia recuerda a San Pedro Damián

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos