Nueve personas han sido confirmadas muertas y otras siete aún se encuentran desaparecidas a consecuencia de las lluvias torrenciales que desde el lunes afectan la capital surcoreana, Seúl, y sus alrededores, informó hoy miércoles la agencia de noticias Yonhap, citando a la Sede Central de Contramedidas de Desastres y Seguridad.

Hasta la mañana del miércoles más de 500 milímetros de precipitaciones cayeron en Seúl, en tanto que la Ciudad Metropolitana de Incheon (oeste), la provincia de Gyeonggi que rodea la capital surcoreana y la vecina provincia de Gangwon también registraron fuertes lluvias.

Las precipitaciones dejaron nueve personas muertas, incluidas cinco en Seúl, tres en Gyeonggi y una en Gangwon, mientras que siete personas todavía permanecen desaparecidas, cuatro de ellas en Seúl y otras tres en Gyeonggi, provincia en que también se ha informado de 17 heridos.

Una de las víctimas mortales era un ciudadano chino que perdió la vida tras un desplazamiento de tierra en la ciudad de Hwaseong (Gyeonggi) sobre las 04:23 hora local del martes, según la Embajada de China en la República de Corea.

Alrededor de 570 personas pertenecientes a 398 hogares, en su mayoría en Seúl y la provincia de Gyeonggi, fueron desplazadas y se encuentran resguardadas en refugios públicos, al tiempo que 1.253 personas de 724 hogares han sido temporalmente evacuadas en todo el país.

Más de 2.600 viviendas y edificios, principalmente en áreas de baja altitud de Seúl, se inundaron junto con miles de vehículos en las carreteras.

La Administración Meteorológica de Corea levantó la alerta de aguacero en el área metropolitana de Seúl a primeras horas del miércoles, pero mantuvo su alarma por fuertes lluvias en la central provincia de Chungcheong.

Fuente Xinhua

Ver comentarios