Centenares de jóvenes españoles se contagiaron de Covid-19 tras realizar viajes de fin de curso a Mallorca, una isla turística del país europeo. Ahora miles de ellos permanecen aislados en cuarentena en diferentes regiones del país, en un “macrobrote” de la enfermedad que ha generado una gran polémica en España.

El “hotel Covid” es tan sólo uno de los lugares dispuestos por las autoridades españolas para mantener en cuarentena a los centenares de jóvenes que fueron participes de fiestas en donde no se respetaron los protocolos de prevención contra el coronavirus.

Macrobrote”, es el término con el cual se manejan en el país europeo. Este suceso ha generado gran polémica en España. Según las autoridades, fueron detectados hasta el momento 1824 casos positivos de coronavirus a causa de las fiestas en Mallorca. Y el temor es que los casos sigan aumentando con el pasar de los días.

El brote de coronavirus se produjo después de que se haya reabierto la actividad nocturna en España, aunque con limitaciones. Ahora se han puesto en alerta sanitaria otras 13 regiones del país, a las cuales regresaron los cientos de jóvenes tras estos viajes de fin de curso.

Hasta el momento, sólo en la capital del país, Madrid, permanecen en cuarentena de forma preventiva cerca de 3000 personas. y en total la cifra alcanza los 5900 mil en todo el país.

Por su parte, las autoridades regionales de Baleares, Mallorca, advirtieron que al menos uno de cada cuatro jóvenes que tuvieron relación directa o indirecta con el brote han dado positivo de Covid.

El “hotel Covid”

Son 249 jóvenes los que fueron confinados en el hotel Palma Bellver. Desde que tomaron esta decisión las autoridades de Mallorca, el lugar se ha convertido en el centro de la polémica y de críticas incluso de los padres de los adolescentes, quieren consideran que están bajo una “detención ilegal”.

"Hotel Covid", en donde permancen aislados más de 200 jóvenes (imagen Reuters)

A pesar de que tienen permanente vigilancia policial, el ambiente en el establecimiento se fue caldeando en los últimos días. Es que una parte de los estudiantes se niegan cumplir los diez días de aislamiento en el hotel.

Es por eso, que como medida de protesta ponen música a todo volumen y hasta incluso llegaron a arrojar comida desde los balcones del edificio. En las últimas horas, se dio un caso peor en donde un par de jóvenes se escaparon del lugar y tuvieron que ser buscado por la policía para regresen a realizar la cuarentena.

Somos negativos, queremos salir”, “¡libertad!” o “secuestro balear” son algunas de las tantas consignas que gritan los jóvenes durante el día, a quien pase el lugar. Según las autoridades, de los 249, ya dieron positivo 62.

Las autoridades detectaron que los contagios comenzaron en un concierto, que fue desalojado por la Policía al incumplir medidas preventivas como la distancia de seguridad y el uso de mascarillas, y en fiestas en hoteles y barcos en la isla a las que asistieron estos jóvenes desde mediados de junio.

Por su parte, la ministra española de Turismo, Reyes Maroto, calificó este “macrobrote” tan sólo como una “anécdota” e incluso aseguró que España “es un destino seguro” para el turismo.

En ese sentido, el Gobierno del archipiélago aprobó el pasado lunes una nueva normativa para los viajes organizados a Baleares, Mallorca. En los cuales se obligará a todos los grupos superiores a veinte personas a llegar a las islas con PCR negativa hecha 48 horas antes o a tener la pauta completa de vacunación.