El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que pedirá ayuda a la ONU, así como a sus aliados Cuba, China, Irán y Rusia para investigar un presunto "ciberataque" que causó un masivo apagón en todo el país el pasado jueves y que aún no fue solucionado completamente.

"He nombrado una comisión presidencial de investigación especial del ciberataque y he pedido la incorporación de especialistas internacionales, voy a pedir el apoyo de la ONU, y además voy a pedir el apoyo, ya activo, de Rusia, China, Irán y Cuba", expresó anoche el mandatario en una alocución transmitida en cadena nacional de radio y TV.

Maduro señaló que estas naciones a las que solicitará ayuda tienen "gran experiencia" en la defensa de ciberataques. Al frente de la comisión que investigará el presunto sabotaje estará la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez y el órgano que responderá ante el presidente también estará integrado por el fiscal general, Tarek Saab, y científicos locales, consignaron medios venezolanos y las agencias de noticias EFE y Europa Press.

"Vamos a desgranar para que ustedes sepan cómo fue el ataque, hemos descubierto muchas cosas y ya yo sé muchas cosas. Solo puedo decir que se dirigió desde Houston y desde Chicago, desde dos ciudades de Estados Unidos", acusó Maduro.

Venezuela sufrió hace 5 días un masivo apagón que dejó a oscuras todo el territorio, que el gobierno atribuyó a Estados Unidos y a la oposición local. La falla ocurrió en la central hidroeléctrica de Guri, la principal del país y responsable de abastecer de energía a cerca de 70% del país.

Maduro dijo el lunes que esta instalación fue atacada de manera cibernética, mientras que las líneas de transmisión padecieron sabotajes electromagnéticos y físicos mediante el uso de tecnologías que "solo tiene Estados Unidos".

Y respaldó la decisión de la Fiscalía de abrir una investigación contra el jefe del Parlamento y presidente interino, Juan Guaidó por su presunta implicación en el sabotaje. "Tiene que haber justicia y tiene que aplicarse de manera severa", sentenció el mandatario.