Los líderes del chavismo y la oposición en Venezuela, el presidente Nicolás Maduro y el mandatario encargado Juan Guaidó, confrontaron este lunes al interpretar lo que sucedió en Bolivia, que para el primero fue un "golpe de estado" y para el segundo, no.

"Levantamos la bandera de la defensa de la democracia en Bolivia, no aceptemos este golpe de estado y cuidemos la vida del compañero Evo Morales, que está en peligro", afirmó Maduro la noche del domingo en conversación telefónica con la televisora estatal VTV.

El mandatario chavista llamó de ese modo a líderes de gobiernos y movimientos políticos afines a solidarizarse con Morales, que anunció ayer su renuncia tras perder el apoyo de las fuerzas armadas y de seguridad.

LEE TAMBIÉN: Trump sobre la crisis en Bolivia: "Felicitamos a las Fuerzas Armadas por cumplir con la constitución"

En cambio, Guaidó dijo que la dimisión de Morales es consecuencia de la protesta de "todo un pueblo exigiendo" elecciones libres después de que "hubo demostración de un fraude electoral".

"No podríamos hablar entonces en este momento en Bolivia de golpe de estado; por el contrario, es la exigencia natural de defender los derechos de los ciudadanos para hacer que se expresen libremente", agregó en declaraciones a periodistas, según la agencia de noticias EFE.

noticias relacionadas

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa.

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos