El líder mafioso de Sicilia Pino Scaduto fue arrestado el domingo por la noche luego de que se conociera que mandó a matar a su hija por estar en pareja con un policía de esa isla del sur de Italia, lo que no se concretó porque la policía interceptó llamadas telefónicas entre los involucrados.

Scaduto fue arrestado tras haber estado seis meses en libertad provisoria luego de que la división antimafia siciliana descubriera que había ordenado el asesinato de su hija tras enterarse que mantenía una relación con un carabinero local. El encargo había sido hecho al hijo menor del líder mafioso, de 30 años, quien se negó a concretarlo.

Scaduto fue arrestado junto a otras 15 personas por los policias locales, todos miembros del clan mafioso de “Bagheria”, una de las organizaciones aún vigentes en Sicilia. La división local de la policía antimafia actuó tras interceptar una serie de llamadas en las que el hijo de Scaduto “lamentaba con un amigo” la tarea que le había encomendado el padre, y anunciaba que se negaría a hacerlo. Scaduto, el líder mafioso, incluso pensaba que su hija había sido quien lo había delatado ante las autoridades policiales.