Más de 3.000 migrantes murieron o desaparecieron el año pasado mientras intentaban llegar a Europa a través del océano Atlántico y el mar Mediterráneo, comunicó la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur)​​​.

"Más de 3.000 personas murieron o desaparecieron el año anterior en el intento de cruzar el Mediterráneo central y occidental y el Atlántico para llegar a Europa", señala el comunicado publicado en la página web del organismo.

La nota precisa que 1.924 migrantes fallecieron o desaparecieron en el mar Mediterráneo y otros 1.153 en el océano Atlántico mientras intentaban llegar desde África hacia las islas Canarias. Desde el inicio del año en curso, indica, 478 personas fueron declaradas muertas o desaparecidas en ambas rutas.

El organismo expresó su preocupación al respecto, porque en 2020 el número de personas declaradas como muertas o desaparecidas en las referidas rutas se sitúo en 1.544.

Acnur advirtió que "la continua inestabilidad política y los conflictos, el deterioro de las condiciones socioeconómicas y el impacto del cambio climático pueden aumentar el desplazamiento" de las personas.

En este contexto el organismo pidió 163,5 millones de dólares para proporcionar ayuda y proteger a miles de refugiados y otras personas.

"Acnur está solicitando apoyo para ayudar a proporcionar alternativas significativas a estos viajes peligrosos y evitar que las personas se conviertan en víctimas de los traficantes", resalta el comunicado.

Fuente: Sputnik