Mientras cuentan la cantidad de víctimas que dejó el paso del huracán Michael por la costa este de Estados Unidos, ya comenzó a hacerse otro cálculo: el del dinero que demandarán los trabajos de recuperación de las zonas afectadas.

De acuerdo con las primeras estimaciones de una aseguradora privada, se necesitarán unos 8.000 millones de dólares para hacer frente a los daños provocados por las ráfagas y las marejadas en viviendas, comercios, vehículos e industrias que tienen un seguro privado, sin contar lo que cubre el Programa Nacional de Seguro por Inundaciones.

La cantidad de muertos se elevó este viernes a 14 luego que se registraran otros tres decesos en los estados de Carolina del Norte y Georgia.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, indicó en un comunicado que dos personas fallecieron en el condado de McDowell luego de que el coche en el que viajaban chocara contra un árbol caído. 

La Agencia de Seguridad y Manejo de Emergencia de Georgia sumó la segunda muerte a causa del ciclón en su territorio sin entregar detalles, según medios locales citados por la agencia DPA.

En total las víctimas por el huracán son cuatro en Florida, dos en Georgia, entre ellas una menor de 11 años, tres en Carolina del Norte y cinco en Virginia, en donde las autoridades confirmaron que cuatro personas murieron ahogadas.

Las operaciones de auxilio y rescate continuaron en las zonas más afectadas. El director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), Brock Long, reconoció en diálogo con la cadena CNN que el número de muertes "puede seguir subiendo".