El esposo de una de las profesoras que murió en el reciente tiroteo en una escuela de Texas falleció este jueves de un infarto, informaron familiares.

Apenas 48 horas después de la masacre en la que murieron 21 personas, entre alumnos y docentes, se confirmó el fallecimiento de Joe García, el esposo de Irma, una de las maestras que murió a manos de un francotirador.

"Murió por el dolor", dijo en las redes sociales John Martínez, sobrino del fallecido. Debra Austin, prima de la mujer, agregó: "Realmente creo que Joe murió con el corazón roto, perder a quien había sido el amor de su vida durante más de 30 años fue demasiado duro de soportar".

La pareja llevaba casada 24 años y tenía cuatro hijos. Apenas un año después de contraer matrimonio, Irma García comenzó a enseñar en la primaria Robb, ubicada en la pequeña ciudad de Uvalde, a 140 kilómetros de San Antonio y 120 kilómetros de la frontera con México.

Además de García, en el ataque murieron su colega Eva Mireles y otros 19 niños de entre nueve y diez años, que asistían al curso de cuarto año de la escuela.

El agresor fue identificado como Salvador Ramos, de 18 años. Para consumar la masacre utilizó dos fusiles automáticos que había comprado hace poco tiempo. Según dijeron las autoridades, Ramos se suicidó al verse rodeado.

El episodio devolvió a la agenda política la delicada cuestión de la compra y tenencia de armas de fuego, que es libre en Estados Unidos. El presidente Joe Biden renovó los llamados a una reforma y fortalecer las regulaciones en el Congreso, donde varios proyectos de ley sobre el particular continúan atascados.