Por lo menos 26 muertos y 24 heridos dejó un tiroteo en una iglesia bautista en Texas. El enfrentamiento sucedió en la First Baptist Church (Primera Iglesia Bautista), en Sutherland Springs, a 45 kilómetros al sudeste de San Antonio, en donde se reportó una fuerte presencia de efectivos policiales y del FBI tras los hechos.

Aunque la policía local no había informado la cantidad de fallecidos, el comisionado del condado, Wilson Gamez Jr., señaló al canal MSNBC que había al menos 26 muertos y 24 heridos.

La policía informó que el autor del tiroteo falleció, aunque no precisó la causa de su muerte. Un detective de la policía aseguró que ya no había una "amenaza activa" en el templo, en el que a la hora del tiroteo se celebraba una misa.

Según un testigo, un hombre armado ingresó a la iglesia y abrió fuego contra los que se hallaban dentro.
Un cajero de una estación de servicio ubicada frente al templo señaló a la televisora CNN que escuchó unos 20 disparos "en rápida sucesión mientras se realizaba un servicio religioso".

El gobernador de Texas, Greg Abbott, condenó los hechos en su cuenta de Twitter: "Nuestras oraciones están con todos los que fueron perjudicados por este acto malvado. Nuestro agradecimiento a las autoridades por su respuesta", dijo.