Es poca la gente que declina una invitación para una fiesta de casamiento. Sean amigos, familiares, conocidos de la pareja estamos hablando de poder acompañarlo en este momento tan especial de sus vidas, y para quienes sean completos extraños para el matrimonio, es una oportunidad de ir a bailar, comer y tomar “de arriba”. Sin embargo, este fue precisamente el caso.

Es por esto que Doug Simmons y Dedra McGee, decidieron no dejar pasar que las personas rechacen la posibilidad de participar en el evento y por lo tanto, les cobraron 200 dólares. En total, tenían 109 invitados y el punto de encuentro era el  Royalton Negril Resort & Spa en Jamaica. Seguramente esta idea hace que muchos se lamenten de no haber tenido esta ocurrencia en su momento,  ya que de ser así, el bolsillo hubiese agradecido.

Doug Simmons y Dedra McGee se casaron el mes pasado en Jamaica.

Esto ocurrió en el estado de Illinois, en Estados Unidos . según medios locales, aplicó para aquellos que ya habían confirmado su asistencia en la fiesta. Entonces, para hacer frente a los gastos, esta gente decidió hacerles llegar una factura de 240 dólares. Esta “multa”, les significó un ingreso, ya que el costo por invitado estaba en torno a los 120 billetes verdes.

 “No te ofendas cuando te envíe esta factura. Se verá algo así. Lo enviaré por correo electrónico y correo certificado... en caso de que digas que no recibiste el correo electrónico”, redactó el novio en su cuenta de Facebook.

Simmons señaló al respecto que el problema no era el dinero, sino la actitud de los invitados, la cual consideraron como una falta de respeto. El matrimonio sintió que estos ausentes no valoraron el trabajo que les significó planear y organizar el “casorio”.

Esta fue la nota que les hicieron llegar a estos "ausentes".

La nota explicó que “Esta factura se le está enviando porque confirmó asiento (s) en la recepción de la boda durante el recuento final de personal. Ca cantidad anterior es el costo de sus asientos individuales. Debido a que no nos llamó ni nos notificó debidamente que no asistiría, esta cantidad es lo que nos debe por pagar su (s) asiento (s) por adelantado.Puede pagar a través de (aplicación de pago) Zelle o PayPal. Comuníquese con nosotros y díganos qué método de pago le conviene. ¡Gracias!”.

“Cuatro veces preguntamos: '¿Estás disponible para venir? ¿Puedes asistir?' Y seguían diciendo 'Sí'”. Nadie me dijo ni me envió un mensaje de texto, 'Oye, no podemos asistir', comentó Doug al New York Post. "Tuvimos que pagar por adelantado por Jamaica; esta era una boda de destino", agregó.

“Eso es todo lo que estaba preguntando. Si me dices que no puedes asistir, sería comprensivo, pero no me digas nada y luego me dejes pagar por ti y tus más. Cuatro personas se convirtieron en ocho personas. Me lo tomé como algo personal”, finalizó.