Al menos siete personas resultaron heridas cuando un taxi atropelló el sábado a un grupo de peatones en una vereda cerca de la Plaza Roja de Moscú, y el conductor -que aparentemente perdió el control de su vehículo- fue arrestado, informaron las autoridades rusas que calificaron el hecho de "incidente común".
"Hoy, cerca de la calle Ilinka, en el número 5/2, un taxista se subió a la vereda y golpeó a los transeúntes",
precisó el ministerio del Interior ruso en un comunicado.

Después de anunciar inicialmente a ocho heridos, el ministerio actualizó el balance, indicando que siete personas habían resultado heridas. Entre ellos se encuentran dos ciudadanos mexicanos "levemente heridos", según informó la Embajada de México en Rusia en otro comunicado.

Rusia alberga desde el jueves último hasta el 15 de julio la Copa Mundial de Fútbol en 11 ciudades, incluida Moscú, donde hoy la selección argentina empató 1 a 1 con Islandia en su primer partido en el torneo.

"Este es un accidente automovilístico común, que no ha causado lesiones graves", dijo una fuente de los servicios médicos citada por Interfax.

"La causa preliminar del accidente es la pérdida de control del vehículo. El conductor fue arrestado y llevado a la estación de policía", informó el ministerio del Interior ruso, y agregó que esta información "continúa siendo verificada", según la cadena France 24.

El acto "no fue premeditado, de acuerdo con lo que dijo el conductor", puntualizó el Centro de Monitoreo de Tráfico de Moscú en su cuenta de Twitter.

El conductor sería oriundo de Kirguistán y tiene 28 años, según una foto de su registro de conducir publicado por el centro en la red social.

Más fotos de la misma fuente mostraron el taxi, un Honda Solaris amarillo, en la vereda y con su paragolpes en el suelo.

En la noche del viernes, el gobierno de Estados Unidos había advirtido a sus ciudadanos sobre posibles ataques extremistas durante el Mundial a través de una alerta de viaje en la que aconsejó “reconsiderar” los desplazamientos a ese país.

"Eventos internacionales a gran escala como la Copa Mundial son un objetivo atractivo para los terroristas", indicó en su alerta el Departamento de Estado.

"Aunque la seguridad para la Copa del Mundo será extensa, los terroristas puede que intenten atacar estadios, las zonas 'Fan Fest', sitios turísticos, centros de transporte y otros lugares públicos", alertó el Departamento de Estado.

La calle Ilinka, que conduce a la concurrida Plaza Roja moscovita, fue cerrada temporalmente y reabierta al tráfico pocos minutos después, anunció el Centro de Monitoreo de Tráfico de Moscú en Twitter.

Rusia sigue siendo uno de los primeros países en el mundo para la mortalidad vial, debido en parte al alcoholismo, la infraestructura vial deficiente y las malas regulaciones de tráfico.