Profesores, estudiantes, abogados, médicos y trabajadores de refinerías y ferroviarios encabezaron las movilizaciones de decenas de miles de personas en las principales ciudades de Francia -algunos cálculos hablan den más de 400.000-, para protestar contra la reforma previsional que propone el gobierno de Emmanuel Macron. En París, la marcha terminó con enfrentamientos con la policía, en el marco de la huelga general más larga de las últimas décadas en el país.

La de este jueves fue la primera gran protesta del año, en el marco de la nueva jornada de huelga interprofesional, y apuntó a presionar al gobierno para que retire definitivamente su propuesta. Macron pretende unificar el sistema de jubilación del país, donde actualmente existen 42 diferentes tipos y subir desde los 62 hasta los 64 años la edad mínima con la que los jubilados puedan cobrar el 100 por ciento de la prestación. Según el Ministerio del Interior, se movilizaron en todo el país 425 mil personas.

Tanto en París como en Nantes hubo disturbios sobre el final de las marchas, así como vidrieras de comercios destrozadas y algunos robos.

El rechazo popular a la reforma persiste a pesar de las concesiones que anunció el gobierno, como una jubilación más temprana para profesiones peligrosas, una revalorización del salario de profesores o un retraso en la aplicación del plan en el sector ferroviario y para los bailarines de la Ópera de París, que desde el 5 de diciembre ha debido cancelar más de 60 representaciones.

A su turno, la reformista Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT) advirtió que, si bien el grupo está abierto está dispuesto a debatir, se mantendrá en posición de rechazo mientras el gobierno persista en demorar las jubilaciones hasta los 64 años.

Las huelgas afectan principalmente al sistema de transporte. En La red nacional ferroviaria (Sncf) como en la entidad que gestiona el transporte urbano en la región parisina (Ratp), las huelgas llegaron ayer a la jornada 36, la más larga de la historia. También tienen impacto en la educación, la sanidad y otras actividades.

El pasado domingo, el semanario Le Journal du Dimanche publicó una encuesta según la cual el 55 por ciento de los franceses quieren que el gobierno retire la reforma. No obstante, el sondeo demostró que creció el rechazo a las huelgas, cuyos efectos se han dejado ver sobre todo en el sector del transporte ferroviario y metropolitano de París.

Además, esta prolongada huelga afectó para muchos franceses los ingresos por la llegada de turistas, quienes para estas fiestas de Navidad y Año Nuevo no llegaron a Francia en la cantidad acostumbrada, perjudicando a todos quienes viven del turismo en el país.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos