Carlos Julio Pereyra, histórico dirigente del Partido Nacional (blanco) y emblema de la resistencia a la última dictadura en Uruguay, murió este domingo a los 97 años, informaron familiares y la prensa local.

El fallecimiento del dirigente, que estaba internado desde que el 2 de enero pasado sufriera un accidente doméstico, fue confirmado por su nieta Inés en Twitter, según los diarios montevideanos El Observador y El País.

Nacido en una zona rural de Rocha en 1922, Pereyra fue docente primario y secundario, e inició su carrera política en 1951, cuando fue elegido edil (concejal).

Fue diputado entres 1963 y 1967, y senador desde este último año y hasta 1973, cuando el presidente Juan María Bordaberry dio el autogolpe de estado que daría paso a la última dictadura.

En 1971 fue candidato a vicepresidente en la fórmula que encabezó el caudillo blanco y también entonces senador Wilson Ferreira Aldunate, y que perdió por estrecho margen contra Bordaberry.

Durante la dictadura integró el triunvirato clandestino que dirigió a su partido en el país, junto a Dardo Ortiz y Mario Heber, mientras Ferreira Aldunate permaneció exiliado en Europa.

En 1978 salvó su vida cuando recibió de un remitente anónimo una botella de vino envenenado que no probó. Igual obsequio les fue enviado al futuro presidente Luis Alberto Lacalle y a Heber, que también zafaron, pero no la mujer del último, la única que probó la bebida.

Pereyra comenzó a distanciarse de Ferreyra Aldunate en 1984, en plena apertura democrática, cuando el líder blanco impuso como candidato presidencial a Alberto Zumarán, quien sería derrotado por Julio María Sanguinetti.

En 1986 fue uno de los tres senadores blancos que votaron contra la Ley de Caducidad que impidió revisar la actuación de policías y militares acusados de haber violado derechos humanos durante la dictadura, y en 1989 apoyó el referendo para derogarla que no tuvo éxito.

También en 1989, tras la muerte de Ferreira Aldunate, se postuló a la Presidencia pero fue derrotado por su correligionario Lacalle, padre del actual mandatario electo, Luis Lacalle Pou.

Volvió a postularse cinco años después, pero quien se impuso en este caso fue Sanguinetti.

En 2005, al iniciarse el ciclo de gobiernos del centroizquierdista Frente Amplio, Pereyra había completado su séptimo y último período como legislador nacional, y todavía presidiría el Partido Nacional en el bienio 2008-09.

"Carlos Julio fue parte y protagonista de la mejor historia política de nuestro país; en lo personal lo considero un amigo y un actor fundamental de la unidad que logró el Partido Nacional en estos años; lo voy a extrañar", lo despidió Lacalle Pou en Twitter.

Ver más productos

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Ver más productos