Una nena de 3 años le disparó a su mamá, Shaneque Thomas embarazada de 6 semanas, en el estacionamiento de un centro comercial en Indiana, Estados Unidos. El padre de la pequeña, Menzo Brazier, dejó una pistola 6 mm cargada dentro del auto, mientras compraba ropa. En el vehículo estaban su mujer y sus dos hijos de tres y un año.

A la mujer la sangre le corría como agua y la niña tenía sangre en su chaqueta”, dijo un testigo. Al escuchar el disparo, Brazier salió corriendo de la tienda. “Se abalanzó sobre su familia. Se puso a llorar y agarró su chaqueta y se la puso a su novia”, comentó otra personas que estaba en el lugar.

La policía se hizo presente rápidamente en el lugar

La mujer fue trasladada de inmediato a un hospital cercano, en condición estable pero crítica, según el reporte de la prensa local. Permanece hospitalizada y los niños bajo cuidado del Departamento de Niños de Indiana dado que Brazier fue acusado de poner en peligro a menores de edad.