La cámara de seguridad de un estacionamiento en la ciudad de Jingmén, China, muestra el atropello que sufrió una nena por estar agachada atándose los cordones.

La menor se baja de una camioneta y se agacha: en ese momento, otro vehículo arranca y pasa por encima de la pequeña primero con la rueda delantera y luego con la trasera. Al darse cuenta de lo sucedido, el conductor se detiene y baja a prestar ayuda.

Pese a lo increíble del video, la niña está fuera de peligro después de recibir tratamiento. La investigación demostró que el hombre estaba ajustando su sistema de navegación cuando la víctima se agachó, motivo por el cual no la vio cuando inició la marcha con su camioneta.