El suceso, que habría ocurrido el 6 de agosto, según el registro de la cámara de seguridad, acaba de ser divulgado. En las imágenes se aprecia a uno de los menores, de 3 años, jugando en la piscina durante una clase de natación de un jardín de infantes de la localidad china Zhangjiakou, provincia de Hebei. En un momento, el menor se voltea con su flotador y queda sumergido en el agua durante al menos dos minutos.

El menor intentó desesperadamente regresar a la posición inicial y mantenerse a flote, mientras que ninguna de las dos instructoras se percató de lo que ocurría a pocos pasos de ellas. Después de casi un minuto el niño se queda sin aliento y luego ya flota inmóvil, hasta que finalmente una de las instructoras lo vio, según publica RT.
 

Según los medios locales, cuando fue sacado del agua, el niño no respiraba y su rostro se había tornado azul. Fue llevado inmediatamente al hospital, donde los médicos lograron salvarle la vida tras varias semanas de tratamiento observación permanente.