Al menos cinco personas murieron en varias ciudades de Nicaragua durante operativos de paramilitares contra manifestantes que mantenían bloqueadas distintas rutas, aseguró un organismo de derechos humanos independiente. "La situación es muy grave, necesitamos abrir un corredor para evacuar heridos, se nos está muriendo la gente", dijo Álvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) al denunciar ataques en cinco poblados.

Durante todo el fin de semana, fuerzas del gobierno de Nicaragua rodearon e incursionaron con violencia en los combativos pueblos de Masaya, al sur de la capital. Pobladores y grupos de derechos humanos relataron cómo tropas del gobierno irrumpieron en horas de la madrugada con palas mecánicas para levantar los bloqueos de vías en los municipios de Diría, Diriomo, Niquinohmo, y atacaron a pobladores que están atrincherados.

"Van a destruir Masaya, está absolutamente rodeada", dijo la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Vilma Núñez.